Reconoce los síntomas y respuestas del trauma

[blank h=»30″ hide_low_res=»» class=»»] [/blank] [column width=»1/1″ last=»true» title=»» title_type=»single» animation=»none» implicit=»true»] No siempre es fácil identificarnos como personas con “trauma no integrado” en el cuerpo. Podemos haber pasado años en terapia, y haber hecho muchos progresos, pero sin terminar de sentirnos plenos, completos y felices. Y en ocasiones es porque ponemos la atención en el lugar erróneo. Pensamos que para sanar tenemos que superar un trauma del pasado. Hay que SUPERAR ese evento que nos sucedió. Y desde la psicología cognitivo-conductual tradicional va a ser muy complicado sanar el trauma no integrado. Porque el bloqueo no está en nuestra […]

Reconoce los síntomas y respuestas del trauma Leer más »

trauma relacional

Entender el trauma relacional

[blank h=»30″ hide_low_res=»» class=»»] [/blank] [column width=»1/1″ last=»true» title=»» title_type=»single» animation=»none» implicit=»true»] Ocurre cuando el niño ha sufrido eventos traumáticos relacionados con la relación o vínculo con sus cuidadores.  Negligencia, abandono, abusos, violencia, falta de cuidados, etc. También ocurre cuando el niño ha sufrido un evento traumático y no ha habido ningún cuidador para regular la activación de su sistema nervioso. Idealmente, tras un evento traumático el niño consigue corregularse a través del   vínculo con otra persona. Es lo que también ocurre de forma natural entre la madre y el bebé cuando hay un vínculo sano. Si ha habido una

Entender el trauma relacional Leer más »

seguridad

Cuando no hay seguridad en el cuerpo del otro

[blank h=»30″ hide_low_res=»» class=»»] [/blank] [column width=»1/1″ last=»true» title=»» title_type=»single» animation=»none» implicit=»true»] Este es el tremendo legado del TRAUMA RELACIONAL. No podemos sentirnos seguros en relación con otras personas. Nuestro cuerpo se siente EN PELIGRO con el “cuerpo” de otra persona. Al sufrir un evento traumático, pueden ocurrir varias cosas. Que inmediatamente después nuestros cuidadores nos regulen (COREGULACIÓN) permitiendo al niño “metabolizar” el trauma. Que no se de esa regulación inmediata, pero que ocurra después (REPARACIÓN), permitiendo también que el niño pueda digerir lo ocurrido. Que nunca ocurra esa regulación con otras personas. El niño no podrá corregular con otros

Cuando no hay seguridad en el cuerpo del otro Leer más »

rechazo

El eco del trauma: Vivir en el constante rechazo de la experiencia

[blank h=»30″ hide_low_res=»» class=»»] [/blank] [column width=»1/1″ last=»true» title=»» title_type=»single» animation=»none» implicit=»true»] Cuando de niños o adolescentes hemos vivido experiencias traumáticas muy fuertes lo primero que ocurre es la disociación. El cuerpo y la mente no son capaces de “metabolizar” lo que está ocurriendo. La carga de energía que está explotando en el cuerpo es tal, que el niño sólo tiene una vía para sobrevivir: desconectarse. Esta “desconexión” será la primera experiencia del niño de RECHAZO de la realidad presente. Los niños viven en un constante SI a la Vida. En una constante aceptación de todo lo que se presenta.

El eco del trauma: Vivir en el constante rechazo de la experiencia Leer más »

superviviente

Tú no eres un superviviente de tus traumas

[blank h=»30″ hide_low_res=»» class=»»] [/blank] [column width=»1/1″ last=»true» title=»» title_type=»single» animation=»none» implicit=»true»] No eres un superviviente. De hecho, no eres una “cosa” que se pueda etiquetar. Como si fueras una mesa de la que podamos decir: es de madera, es grande y tiene 4 patas. No te puedes etiquetar de ninguna manera. Es posible que te hayan dicho muchas veces, incluso tu propio psicólogo o terapeuta, que eres un superviviente de tu trauma. “Eres un superviviente de tu cáncer”, “eres un superviviente de los abusos en tu infancia”, “eres un superviviente de la violencia que ejercieron sobre ti”. Pero no

Tú no eres un superviviente de tus traumas Leer más »

autoregulación

Autoregulación: la mente encuentra seguridad en el cuerpo

[blank h=»30″ hide_low_res=»» class=»»] [/blank] [column width=»1/1″ last=»true» title=»» title_type=»single» animation=»none» implicit=»true»] ¿Qué es la autoregulación? Oficiante se puede definir como la capacidad de regularse uno a uno mismo. ¿Y qué es lo que hay que regular? Como humanos, están los pensamientos, pero como animales, hay mucho más. Habitamos en un cuerpo lleno de sensaciones, instintos, emociones… Además, no estamos solos. Habitamos un planeta que nos nutre. Estamos rodeados de otros humanos. Y de miles de especies animales y vegetales. Todo lo que hay a nuestro alrededor nos condiciona de algún modo. El clima, el sol, el ruido, la alimentación…

Autoregulación: la mente encuentra seguridad en el cuerpo Leer más »

aceptar

El arte de aceptar nuestro horror

[blank h=»30″ hide_low_res=»» class=»»] [/blank] [column width=»1/1″ last=»true» title=»» title_type=»single» animation=»none» implicit=»true»] No es fácil aceptar el horror. El horror de nuestra biografía, de nuestra historia, de nuestros ancestros… Para muchos el horror empieza en el vientre materno. Muchos ya hemos vivido antes de nacer nuestro primer evento traumático. Luego vienen partos traumáticos, infancias y eventos traumáticos a lo largo de la vida. No todos los eventos traumáticos tienen que producir trauma en la persona. Si la persona tiene las suficientes herramientas en el momento del evento, y el suficiente apoyo posterior, puede vivirlo e integrarlo en su cuerpo sin

El arte de aceptar nuestro horror Leer más »

heridas infancia

Cómo enfrentarnos a las heridas de la infancia

[blank h=»30″ hide_low_res=»false» class=»»] [/blank] [column width=»1/1″ last=»true» title=»» title_type=»single» animation=»none» implicit=»true»] Cuando nos enfrentamos a nuestras heridas de la infancia, puede ocurrir dos cosas… O nos sentimos enfadados, heridos y resentidos por las decisiones que tomaron nuestros cuidadores. y por su falta de «sintonía» con nosotros… O eludimos nuestro dolor con justificaciones del tipo: «hicieron lo que pudieron», «ellos tampoco recibieron el amor que merecía», etc. Lo que ocurre cuando nos ponemos en el primer extremos es que nos estancamos en la ira y el resentimiento hacia nuestros padres. Además, nunca nos sentiremos realmente en paz con nosotros mismos

Cómo enfrentarnos a las heridas de la infancia Leer más »

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?