Elsa Bonafonte

CONTACTO

Elsa Bonafonte
hola@elsabonafonte.com
622 084 984

          

FORMACIÓN

Lo cierto es que no es fácil definirse a uno mismo, o decir quién es teniendo en cuenta las cosas que ha hecho o que está haciendo, lo que ha estudiado, está aprendiendo o piensa emprender en algún momento. Resumiendo, no es fácil definirse a uno mismo. Sobre todo para alguien como yo, que ya llevo muchos años en esto que se viene llamando el crecimiento personal.

Si soy totalmente honesta, debo decir que este proceso no me ha ayudado a saber quién soy. Más bien me ha ayudado a saber quien no soy, a centrarme más en mí misma y a renunciar a la necesidad de etiquetarme de una u otra manera.

Dada la importancia que le damos en este mundo occidental al hacer, y no tanto al ser… Esto es lo que he hecho: Tengo la licenciatura en Bellas Artes y en Periodismo, y he trabajado en agencias de información, marketing y diseño. También he hecho otras cosas. He trabajado como fotógrafa, proyeccionista de cine, meritoria de dirección, escribí un cuento infantil… y alguna cosa más que posiblemente ya no quiera recordar.

Y en este camino de hacer muchas cosas, comprendí que ya no quería seguir haciendo cosas. No es fácil abandonar una profesión que conoces, que se te da bien, que controlas y donde nunca te faltará trabajo. Pero antes o después llega el momento en el que tienes que tomar una decisión. Seguir con el piloto automático, o elegir el camino que te está dictando tu corazón. Y se me hacía francamente insuperable pensar en “vivir” 30 ó 40 años más haciendo lo que hacía. Sin ninguna pasión ni motivación interna. Sin ningún sentido. Sin ningún propósito.

Psicoterapia

Así que empecé el camino de formarme como psicóloga. Me matriculé en la universidad para estudiar Psicología, pero vi que no era lo mío. La visión cognitivo-conductual, y sobre todo una formación con una sola asignatura en psicoterapia, no encajaba con lo que yo quería aprender.  Yo quería formarme en psicología humanista, integral y transpersonal. Y siguiendo ese deseo encontré la Terapia Gestalt. Una visión de la terapia amorosa, centrada en el «aquí y ahora», la toma de conciencia y la responsabilidad sobre uno mismo. Todo esto integrando el corazón, la mente y el cuerpo.

Y en eso estoy ahora. Aprendiendo las herramientas que me han ayudado en mi propio camino personal y en el de otras personas. Desde el yoga a la biodanza, pasando por la escritura, la meditación y toda clase de juegos que nos conecten con la alegría y el placer de estar vivos. Actualmente me estoy formando en SandPlay y Terapia de Juego.

Mi camino de “evolución” no ha sido fácil, pero lo que he aprendido es que hay un punto de no retorno, y una vez que lo cruzas, ya no hay vuelta atrás. Como todo proceso terapéutico, mis 6 años de terapia personal también empezaron de manera árdua. Con muchas miedos y defensas. Hasta que empecé a integrar tanto el dolor propio de la existencia como la alegría también propia de la existencia. Y cuanto más presencia y alegría logras “acumular”, más abandonas la ilusión del control, de posesión, de «tener razón»… Todo eso que nos hace infelices y presos de nosotros mismos. Y es en ese momento cuando empiezas a sentirte libre y completo.

No necesitas nada más, porque ya lo “eres” todo.

¿Empezamos?

«Estar en el mundo con sus altibajos, solos o acompañados, es parte de una misma cosa: el existir en el aquí y ahora.»

Perls

Sígueme en Instagram